España se llena de ‘chiringuitos’ que venden casas a inmigrantes en sus países de origen

Compre una casa en Ecuador’. Este tipo anuncios es cada vez más corriente en ciudades españolas con fuerte presión migratoria, donde comienzan a florecer sociedades especializadas en vender casas a inmigrantes en sus países de origen. Se trata de un negocio de extranjeros para extranjeros pero que cada vez interesa a más españoles, que contemplan con buenos ojos comprar ladrillo en Rumanía o Colombia, dada la madurez del sector en nuestro país.

Una de estas sociedades es Unión Andina (UA). Abierta en el madrileño barrio de Tetuán -zona de asentamiento de inmigrantes latinos-, esta empresa ofrece servicios inmobiliarios y financieros a ecuatorianos, colombianos y peruanos con contratos en España. “Para un ecuatoriano que trabaja acá comprar una casa allá [en Ecuador, Perú o Colombia] es un chollo”, asegura Alejandro García, director comercial de UA.

“No tenemos competencia ni allá ni acá”

Una casa media en Quito de 80 metros cuadrados, tres habitaciones, dos baños, patio, garaje, acabados en madera y cinco años de garantía cuesta 30.000 euros. Las inmobiliarias, constructoras y entidades financieras con las que trabaja Unión Andina son Mutualista Pichincha (en Ecuador), y Conconcreto y Mibanco (en Perú). Asimismo, UA tiene acuerdos con otra entidad en Colombia. Normalmente, financian hasta el 85% del valor de la vivienda, el plazo medio hipotecario son 10 años y la cuota mensual máxima puede llegar a los 300 euros al mes. La hipoteca es precancelable.

Hasta la fecha, Unión Andina tiene abiertas cuatro oficinas en España (dos en Madrid, una en Barcelona y otra en Murcia), pero también cuenta con dos establecimientos en Nueva York. A corto plazo, se plantea abrir más en Italia y México. Sólo desde Madrid, esta empresa vende 50 casas al mes en Ecuador, 15 en Perú y 15 en Colombia. “También, aunque excepcionalmente, entran españoles en busca de una propiedad en Colombia como inversión”, informa García.

En cuanto a la competencia española, “no existe ni acá ni allá”, afirma el director comercial. “Unión Andina tiene el 10% de Checsa España, el superagente de Money Gram. Esto quiere decir que somos remesadora y tenemos una clientela muy fiel. Es por esto que las entidades españolas nos piden acuerdos”, afirma este director comercial, de nacionalidad argentina.

El caso rumano

Otro ejemplo es el de Elbial Finance, SL, un intermediario que financia la compra de vivienda a rumanos que trabajan legalmente a través de bancos de aquel país. El precio de un piso medio en Rumanía ronda los 50.000 euros, “los precios han subido desde que entramos en la UE el pasado 1 de enero”, aclara Aurelian, su director. Elbial Finance trabaja con las entidades rumanas BRD, BCR, FinansBank y AlphaBank.

“Normalmente, los trabajadores rumanos están endeudados en España, pero no hipotecados. Suelen pedir créditos personales en entidades como Caja Madrid, por ejemplo. A las entidades rumanas estas deudas no les importan. Sólo les interesan sus ingresos”, explica Aurelian.

Los requisitos para conceder una hipoteca son permiso de trabajo y residencia, nómina, contrato indefinido, movimientos bancarios y un certificado de no moroso. Elbial tramita de media 15 hipotecas al mes en Rumanía. Muchas menos, del orden de tres o cuatro, en España. Como en Unión Andina, este intermediario también ha notado el interés, excepcional, de españoles que desean comprar viviendas en Rumanía. Entre los planes a corto plazo de Elbial Finance, se encuentra la apertura de una sucursal en Almería y otra en Guadalajara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: